Cuatro comuneros de los pueblos AWA y Nasa entre las personas asesinadas en el bajo Putumayo.

La Red de D.D.H.H del Putumayo dió a conocer algunos detalles hasta ahora desconocidos sobre las identidades de algunas de las personas que fueron asesinadas en las últimas 48 horas en el bajo Putumayo.

Se trataría de «asesinatos selectivos» presentados un día después de que se conoció el hallazgo de un cuerpo sin vida en zona rural de Puerto Asís, de una persona que no ha sido identificada.

Estos nuevos hechos revelan que son seis personas asesinadas en zona rural de los municipios de Orito y Valle del Guamuéz, de los cuales dos son comuneros AWA que fueron reportados desaparecidos el pasado 14 de agosto y que responden a los nombres de Yobani Ortiz Cabezas y Bautista Ortiz, ambos provenientes del Resguardo Gran Sábalo UNIPA de Ipiales Nariño, quienes se encontraban en situación de desplazamiento forzado.  Sus cuerpos fueron hallados en la Vereda Brisas del Palmar.  Los hermanos Humberto y Miguel Basto pertenecientes al Pueblo Nasa según reportes, fueron sacados de sus casas y al día siguiente asesinados en jurisdicción del municipio del Valle del Guamuéz en en área de la  Vereda Primavera.

De las otras dos personas asesinadas en la Vereda Santa Teresa,  no se ha logrado obtener sus identidades. Estos hechos se habrían desarrollado entre la noche del lunes y la madrugada de este martes.

La Red expresa que no se justifican estos hechos de violencia y la incertidumbre se eleva cuando los victimarios presentan estas muertes como “sapos de las disidencias”, al dejar carteles con mensajes sobre sus cuerpos.

«Las comunidades campesinas e indígenas se encuentran en un alto nivel de riesgo individual y colectivo» manifestó la Red. En la zona hay alta presencia militar,  por lo que no se explica que está sucediendo.

La Red acude a la comunidad Internacional para que de manera urgente se acompañe a las
comunidades que hoy se sortean el derecho a la vida y el arraigo al territorio, en medio del vacío y la persistente ausencia institucional ante el incremento de estos hechos de violencia sistemática que aportan a la inestabilidad social en el Medio y Bajo
Putumayo, Piamonte Cuaca y Cofania Jardines de Sucumbíos.

Se pide al gobierno nacional investigar estos casos, para determinar quiénes son los autores intelectuales de estos métodos de violencia que son considerados como «sistemáticos» y se requiere activar las rutas de prevención y protección para las comunidades y familias víctimas de estos fuertes hechos de violencia. La Red insiste en un  llamado urgente por elevar un ACUERDO HUMANITARIO que a través de unos mínimos humanitarios garantice el derecho a la vida de los habitantes rurales, campesinos e indígenas.

#Putumayoaldia

@MAPPOEA

@MisionONUCol

@hrw

@CICR_es

@ACNURamericas

 

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail