Jorge Eliecer Guevara, senador amazónico, trabajará por la educación y la paz.

Jorge Eliecer Guevara se ha posesionado como Senador de la República. Dice que llega al Senado no para reemplazar a Mockus. Trabajará en proyectos que destinen recursos en educación, para los campesinos, por la lucha frontal contra la minería ilegal y apoyo total e irrestricto para mantener el proceso de paz, además que se considera un líder amazónico.

Dice Guevara que “tiene una espinita, tiene un sabor agridulce porque de todas maneras yo no quiero a reemplazar a Mockus. El propósito es reemplazar a un senador de Colombia Justa y Libre que de manera milagrosa saco cerca de 36 mil votos, después de que yo hice los exámenes médicos, me asignaron el esquema de seguridad y ahora tengo que decir que tengo esa demanda, una demanda que sigue y la vamos a ganar”.

“Me llamaron a posicionarse y yo no podía negarme, debía posesionarme y no podía perder esa oportunidad. Yo me gané eso con el trabajo que hemos hecho de toda la vida por todo el país. Como una hormiguita picando aquí y picando allá. Lo que llamaba el expresidente Alfonso López “la operación avispa”. Una operación avispa muy importante que nos permitió lograr los 21.800 votos que hoy nos tienen en el Senado de la República entre los cuales, por supuesto yo valoro y celebró y agradezco los 1.700 votos que sacamos en el Putumayo, la tierra que me vio nacer”.

¿Cuáles van a ser los temas bandera que va a liderar en el congreso en favor del país y de los territorios, por dónde va empezar senador?

“Mis padres salieron huyendo de la violencia y el abuelo Aristóbulo Guevara llegó a ese caserío que se llamaba Caucayá. Y mi padre Carlos Julio llegó a Leguízamo. Yo tengo una opinión una frase que pica el tema de la violencia de los años 50; cómo sería el susto de Carlos Julio que pasó por el Tolima, Huila, Caquetá y Putumayo llega a un caserío que se llamaba Caucayá y allá preguntó, ¿Qué queda al frente? Le dijeron que era Perú y dijo, ah, peruano no quiero ser y ahí se quedó criando marranos. El era el pela marranos del pueblo.  Cuando tenía 12 años nos fuimos con mi mamá a Solano (Caquetá) donde me crie. Tengo aprecio por el Putumayo y un cariño grande por el Caquetá”.

“Ese par de ríos tan hermosos con toda esta tierra espectacular, me siento en ese territorio, me siento hijo de ese territorio y soy amazónico. Entonces vamos a trabajar varios temas el primero es un tema vital, la educación. Sin educación no hay futuro. Sin una educación no hay desarrollo. Que vinculé a la gente a la posibilidad del desarrollo, porque el país no tiene posibilidades. Sólo es posible y el gobierno tiene que entender que debe invertirle a la educación”.

“Si lo ha hecho Japón, China, Corea, la India o como el caso de Brasil donde las universidades estatales y uno se queda asombrado porque hay que andar en buseta al interior de esas entidades escenarios muy inmensos. Guardando las proporciones, Colombia tiene un millón cien mil kilómetros y Brasil tiene 8 millones de kilómetros, ha logrado cosas grandiosas hechas por el Presidente Lula Da´silva, entre otros la educación como tarea concreta. Voy a trabajar por el Sistema General de Participaciones, para recuperar lo que nos ha quitado con los actos legislativos. Recuperar recursos para la educación proponiendo una coalición con alcaldes, gobernadores, diputados y concejales, para recuperar la plata de la educación, de la salud y del saneamiento básico”.

“Necesitamos un estatuto para la carrera docente, que le ponga tranquilidad a los maestros y evite las angustias de las evaluaciones que no dependen de lo que saben, sino de los recursos que hay. Necesitamos una reinvindicación a los derechos de los maestros. Que tengan la estabilidad para poder estudiar, que puedan pagar su internet y comprar libros. Todo eso que implica las condiciones buenas para ser un maestro excelente”.

“Uno no entiende, no entiende a Bolsonaro, no entiende porque la amazonía se quema.  Porque Australia se quema, porque llegan las inundaciones, porque en Estados Unidos los huracanes hoy son devastadores. Porque han ocurrido fenómenos extraordinarios, y si no tuviéramos el desarrollo científico de todo el mundo, diría que fue un milagro. Son hechos de la naturaleza diciendo que está herida y que está enferma. En el bajo Caquetá no se puede comer pescado porque ese pecado está contaminado por la explotación ilegal del oro y el cianuro tiene contaminado el río y el que come pescado sufre”.

“Lucha contra la minería ilegal del país especialmente en la amazonía colombiana.  Nosotros no podemos admitir que ese proceso de negociación tan importante que hubo con la Paz, se acabe. A un amigo le dije vaya al Putumayo y le recordé que uno no podía andar de noche. Ahora uno se viene desde San Miguel donde me gasté más de mediodía, desde las 4 de la tarde hasta la medianoche parando de pueblo en pueblo y tomándome un fresco y hablando con la gente, viendo a la gente bailar. La gente parada afuera de sus casas con más tranquilidad y lo que necesitamos es inversión en el campo, que se puede desarrollar un proyecto productivo que permita la sustitución de cultivos ilegales de la coca y eso es posible”.

“Estoy en la Comisión Sexta y vamos a trabajar duro para apoyar las vías terciarias. El gobierno tiene que definir una política de sustentación de precios. Yo recuerdo que en Solano yo vendía empanaditas, el arroz de leche y la rellena que hacía mi abuela. Cuando yo vendía eso y me quedaba algo, me sentaba a orillas del río Caquetá ya los bellos atardeceres Leguízamo y del Caquetá. Y se movían las canoas cargadas de maíz, cargadas de madera. Cargadas de productos como el arroz que era lo que se sembraba y que llegaban hasta Larandia, estos llevaban los productos en un camión hasta Florencia a través del Instituto de Mercadeo Agropecuario”.

“Necesitamos una política de mercadeo para que se reduzca las afectaciones que está dejando la sustitución. Al pobre campesino, sólo le quedan las deudas del Banco Agrario. Hay que hacer cosas muy importantes que se van a trabajar, por supuesto por el bien de la educación, del campesinado. Y por el bien de Colombia”, finalmente enfatizó en nuevo senador del Partido Alianza Verde.