Orugas si, pero el río no permite trabajos.

En Puerto Guzmán debido a los altos niveles del río Caquetá no se ha logrado ingresar la maquinaria que dispuso la gobernación para intentar reducir el impacto del río y evitar que siga arrasando más viviendas en el centro poblado. Son al menos 40  viviendas que están en riesgo.

La naturaleza hoy se opone a  que cinco retro escavadoras de oruga ingresen al río Caquetá para iniciar los trabajos de dragado y cierre de los brazuelos que vienen socavando la margen derechas aguas abajo del río Caquetá y que podría arrasar con al menos otras 40 viviendas.el alcalde de Puerto Guzmán Rodrigo Rivera.

Ahora para las autoridades nace otra gran preocupación y que con la entrada de la temporada seca, se genera un nuevo problema para ese municipio, pues después de unos días se empieza a padecer por la falta de agua para el consumo de las comunidades.  Por ahora esperan la construcción del muro para reducir el riesgo de desbordamiento del río.

 

 

Categorías Regional